Tamales a 5.642 pesos

¿ ESTA NOTICIA ES FALSA ?
19 febrero, 2018
Delitos electorales a granel
13 marzo, 2018
Show all
YILBER LEANDRO SAAVEDRA

En medio de la actividad proselitista es común que la ciudadanía termine agradeciéndole al candidato por la calidez y generosidad que muestra durante esta época; abrazando ancianos, alzando cuanto bebé se encuentra, repartiendo besos o regalando un suculento tamal para calmar el hambre del sufrido pueblo, por lo menos el día de las elecciones.

Sepa usted que ni si quiera el costo del tamal que le van a dar para comprar su voto sale del bolsillo del candidato. Incluso, en sentido estricto, esa platica la termina pagando usted mismo a través de sus impuestos. Esa muestra de ´afecto` del líder político materializada a través del tradicional  plato de la gastronomía colombiana, desde hace mucho rato ya fue presupuestada y contabilizada, de manera que no le vaya a producir pérdidas económicas a quienes ven en la política una empresa electoral que debe producirles jugosas ganancias.

A través de la Resolución 2796 – 07  el Consejo Nacional Electoral estableció que a cada candidato le será consignado el valor de 5.642 pesos por cada voto válido que consiga en las elecciones al Congreso de la República 2018, lo que le asegura, a quienes tienen la desfachatez de pagar con tamales a sus votantes, que el almuerzo del día de elecciones terminará siendo costeado con dineros del Estado, recursos que al final de cuentas son los mismos que se recaudan a través de los impuestos que todos pagamos.

Por eso, lo mejor es que no caiga en ese tipo de transacciones siniestras, que en ningún momento son el reflejo de un acto de reconocimiento a usted como elector, y que por el contrario, son la más clara expresión de la mendicidad en la cual algunos políticos tradicionales han convertido el sistema electoral. El tamal que degustará por unos pocos minutos le saldrá más caro de lo que usted piensa, durante cuatro años le recordará que su voto fue vendido envuelto en hojas de plátano, sin derecho después a criticar o a reclamar de sus políticos soluciones a los problemas del país. Esa transacción comercial quedará cerrada en el mismo momento, y tanto comprador como vendedor ya no tendrán ningún tipo de relación u obligación mutua, por lo que automáticamente usted dejará de ser importante para el otrora afectuoso líder de masas. Así las cosas no haga ese mal negocio, no venda su voto y evite participar de la corrupción que muy seguramente usted mismo tanto ha criticado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *